La aventura de evangelizar

Publicado originalmente el 26-12-11

Todos los bautizados estamos llamados a dar razones de nuestra fe y anunciar el Evangelio. Ciertamente algunos por su dedicación o consagración lo harán de una forma más significada, pero no es algo exclusivo de nadie.

El problema es que muchas veces hemos usado el término “evangelizar” con algo de ligereza. Mi amigo Curro, de un gran discernimiento, afirma que evangelizar es ver a alguien y poder decir “ahí va un cristiano” y eso solo es propio de unas pocas personas que podríamos contar con los dedos de una mano.

Sin llegar a su radicalidad, sí que es cierto que en ocasiones podemos pensar vanamente que por dar cuatro catequesis o cantar un par de canciones hemos hecho una gran labor kerigmática. Claro que Curro formó parte varios años de mi grupo Hijos de Coré en el que, mientras casi todos nuestros compañeros y amigos de la música católica contemporánea afirmaban que su propósito era evangelizar con la música, nosotros nos limitábamos a decir que nuestro propósito es pasarlo bien con la música que nos gusta, aunque eso no es incompatible, más bien al contrario, con alabar y bendecir al Señor con nuestras canciones.

José Manuel Montesinos, cantautor católico y profesor de literatura, explica a través de una de sus canciones a sus hijos en particular y a su generación en general que evangelizar es como una aventura, a similitud de los grandes relatos de la literatura universal: un gran señor al que servir, nobles ideales, necesitados a los que socorrer y peligros a que hacer  frente. (ver http://www.youtube.com/watch?v=LVrbvIrJR9s).

Y lo de los peligros que afrontar no es algo metafórico. Jesucristo ya anunció, en el sermón de la montaña, la persecución como parte inseparable de nuestra vida de fe, Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.(Mt 5, 11s). Y no hay más que asomarse a las noticias para ver lo que ahora mismo está sucediendo en Nigeria, en la que se han incendiado iglesias y se cuenta ya una veintena de muertos a manos de islamistas. Y esto mismo viene ocurriendo en otros países como Pakistán, Egipto, etc. O casos parecidos a lo que en España mismo sucedió en la década de los 30 del siglo pasado.

En un par de ocasiones he invitado a miembros de Ayuda a la Iglesia Necesitada www.ain-es.org, a dar una charla a mis alumnos para que conozcan estas realidades que a menudo son silenciadas por los medios de comunicación de masas.

A los chicos siempre les recuerdo una frase que escuché hace mucho a un catequista, la fe de nuestra generación (la mía, la de sus padres) debe ser una fe fuerte, pero la de nuestros hijos (la de los míos, la de mis alumnos) deberá ser una fe heroica. Ellos en ocasiones ya tienen que sufrir más de una burla o que les cuelguen una etiquete de friki o de beato por el hecho de matricularse en clase de religión, por ejemplo.

Pero más allá de los peligros o de las burlas, anunciar lo que ha hecho Dios en tu vida se convierte en una experiencia gozosa, en casi una necesidad. Como el agua que rebosa de un vaso cuando está lleno pero sigue bajo el grifo, es inevitable, y el grifo de Dios sólo se cierra en ocasiones muy, muy contadas. A veces, por nuestra propia debilidad, nos sentimos tentados a no realizar esta misión, cómo puedo hablar de tí si te la juego a cada instante cantará David Martínez con su grupo Kénosis, (http://www.kenosis.es/discos2.htm#08) pero si Él no se olvida de nosotros, cómo callarlo.

Sea como sea, evangelizar a fin de cuentas es menguar el Yo para que brille el amor. Solo somos una jarra de barro, lo importante es el tesoro que llevamos dentro. Que así sea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iglesia, Música católica, Teología y Biblia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s