Los barberos no existen

Este cuento tampoco es mío, me lo envió hace bastante tiempo un amigo mío por correo electrónico pero desconozco su autor, aunque por el contenido debe ser actual, quizás anónimo.

Un hombre se encontraba en la barbería, el barbero, fiel a su costumbre de dar conversación a sus clientes, empezó a hablar con él mientras le cortaba el pelo y le afeitaba

Entonces… ¿es usted creyente?

-Así es– contestó el hombre.

Pues sabe lo que le digo, yo no creo que Dios exista.

– ¿Y eso?

– Pues porque si Dios existiese no habría tanta maldad, tanta injusticia, tanta gente que abusa de los demás o ricos que tienen lujos superfluos mientras otros no tienen ni lo más fundamental.

El hombre se quedó escuchando las palabras del barbero pero decidió no rebatirlas, probablemente el tema era lo suficientemente serio como para ser explicado en unas circunstancias como aquellas y con un tiempo limitado o quizás él mismo no se veía capaz de encontrar las palabras adecuadas. Dejó que acabase su faena y tras el pago correspondiente se despidió y salió del local.

Apenas hubo puesto un pie en la acera se cruzó con un hombre que llevaba el pelo y la barba muy largos. Al verlo le vino una idea a la cabeza y sonriendo volvió a entrar en la barbería.

 – ¿Sabe usted?– le dijo al barbero- Yo creo que los barberos no existen

– ¿Cómo que no existimos? ¿Y yo qué soy pues?

– No, no creo que existan ustedes– prosiguió- Si exisitiesen no habría tanta gente con el pelo y las barbas tan largas como hay en el mundo.

– Claro que existimos– contestó el del local- lo que ocurre es que toda esa gente no cuenta con nosotros, no acuden a solicitar nuestros servicios, viven como si efectivamente no existiésemos, pero no por eso dejamos de exisitir.

– ¿Y no será que eso mismo ocurre con Dios, que hay mucha gente que no cuenta con Él, que no acude a Él cuando tiene una necesidad y que viven como si efectivamente no exisitiese pero no por eso deja de existir?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los barberos no existen

  1. Iglesia doméstica dijo:

    Cristo ha resucitado, aleluya, aleluya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s