Iglesia y homosexualidad

  • Profesor, ¿por qué la Iglesia discrimina a los homosexuales?

  • No seas manipulador – contesto con una sonrisa – ya estás condicionando la respuesta en tu pregunta, dando por hecho que es cierta

  • ¿Pero no lo es?

  • No, evidentemente. Una cosa son los homosexuales, que son personas y por tanto hijos de Dios y amados por Él y otra cosa es la valoración moral que se haga de la homosexualidad.

  • Bien, entonces… – interviene otro alumno – ¿por qué la Iglesia rechaza la homosexualidad?

  • Cómo os he comentado en otras ocasiones, la relación sexual lícita es la que se produce entre un hombre y una mujer en el matrimonio y abierta a la vida. Cualquier otro uso de la sexualidad, relaciones prematrimoniales, adulterio, pornografía, relaciones con personas del mismo sexo, anticonceptivos artificiales, contactos ocasionales, masturbación, amancebamiento, poligamia… quedaría por tanto fuera de la moral… no digamos ya la violación o los abusos.

  • ¿Pero eso no discrimina a los homosexuales?

  • No es una cuestión de discriminación… sería cómo decir que la Iglesia discrimina a los que se masturban o a los que viven juntos sin estar casados… y no es así, si no que se trata de qué conductas son consideradas lícitas y cuales no.

5.0.2

  • ¿Pero si uno nace homosexual no puede ser cristiano?

  • Vamos a ver- contesto- uno no nace homosexual, la conducta homosexual no es natural, es aprendida… – algunos se remueven en sus sillas cuando les dices algo como esto que no es políticamente correcto o no es lo que les han dicho en la tele o incluso otros profesores- es decir existen circunstancias que pueden llevar a desarrollar ese comportamiento, pero no es que nazcas así, vamos, cuando tienes un hijo el médico te dice “ha sido niño… ha sido niña” nunca te dice “ha tenido usted un homosexual… es una lesbiana preciosa”- risas

  • Pues yo he visto un reportaje en la tele que decía que hay muchos animales que son homosexuales…

  • Bueno, en primer lugar eso no es cierto, pero aunque lo fuera la conducta animal no es una referencia moral para el ser humano, en muchas especies existe el canibalismo y el incesto y eso no te autoriza a comerte a tu colega o a montártelo con tu abuela… – más risas

  • ¿Pero entonces es mentira lo que dicen esos documentales?

  • No lo sé, habría que verlos… pero lo más probable es que tu hayas visto algo como que en algunas especies, muy pocas, puede darse una monta entre machos bien como signo de dominación o bien ante la ausencia de hembras… que es algo bien distinto de una conducta homosexual – cara de escepticismo – para que me entiendas, no existe un sólo pollo que pudiéndoselo montar con las gallinas del corral se vaya a la granja de al lado a hacérselo con otro pollo- siguen las risas.

  • Pues yo he conocido algunos que ya desde niños se nota que son mariquitas…

  • Vamos a ver, debéis tener cuidado en no confundir los términos… una cosa es una persona afeminada y otra una homosexual… de hecho podéis haber visto homosexuales con mucha “pluma” y otros con ninguna o heterosexuales amanerados en sus formas…

  • ¿Y eso?

  • Si un niño se cría con su madre, su abuela y sus tres hermanas mayores y su padre es un vendedor que pasa días enteros fuera de casa, es probable que adquiera las formas de hablar y de comportarse propias de las chicas… y eso no tiene nada que ver con la homosexualidad… o si un niño es gordito y su obesidad disminuye sus niveles de testosterona tendrá un carácter más “blandito”, que tampoco tiene nada de homosexual…

  • ¿Entonces por qué existen homosexuales?

  • Dejame que te niegue la mayor- le digo – y decir que no existen “homosexuales” – recalco – si no personas que han desarrollado una conducta homosexual…

  • Vale, ¿pero por qué?

  • Los estudios que se han hecho son en su mayoría sobre la homosexualidad en el varón, así que trataré de explicaros esta, lo de las lesbianas está menos estudiado, pero pueden concurrir diversas circunstancias… – en estos momentos la atención es máxima, los chavales están oyendo una y otra vez que la homosexualidad es algo natural, que da igual ser homosexual que heterosexual… pero en lugar de apaciguarlos eso les crea inquietud, por lo que están ansiosos de que alguien les dé una explicación más allá de lo políticamente correcto.

  • Por un lado – prosigo – se dan casos en los que la conducta homosexual ha sido inducida por otro chico, son muchos los que confiesan haber tenido su primer contacto sexual en la pubertad con algún chico 6, 10 o más años mayor que ellos…

    En otros casos se da por una identificación con el rol sexual de la madre, muchas veces por ausencia del padre. Incluso cuando yo estudiaba psicología una profesora e investigadora de la conducta sexual humana nos dio a conocer un estudio, que difícilmente se encontraría hoy en día, que decía que la práctica totalidad de los chicos con conducta homosexual tenían madres de carácter dominante y padres sumisos, es decir, como una “inversión” de los papeles.

    Existe otro tipo de condicionante químico-hormonal, una mujer que haya recibido un tratamiento hormonal estando embarazada puede dar lugar a que su hijo tenga un desarreglo en ese sentido y una “tendencia”, ojo, no una “determinación” a sentir cierta inclinación por personas de su mismo sexo…

    Y luego está el que creo que es el más triste, la moda, el vicio, la falta de freno ante la propia libido… ahora con chicas, ahora con chicos… más adelante con… bueno, cualquier perversión- se produce un silencio casi tenso, los alumnos se muestran entre aliviados e intrigados, como si desearan saber mucho más, cosa que naturalmente es algo estupendo para un profesor.

  • Pero entonces… -pregunta un chico- si se da alguno de los casos   que has dicho… el que sale homosexual no es que sea su culpa, por así decirlo…

  • Evidentemente – contesto – además creo que yo no he hablado en ningún caso de culpas.

  • Ya, pero… si no es culpa suya… ¿por qué la Iglesia no puede aceptarlos tal cual?… no digo ya casarse, pero que puedan tener su pareja o que puedan comulgar… por ejemplo. ¿que pasa si alguien dice, no sé, “a mi me gustan los chicos, pero creo en Jesús y quiero ser cristiano”?

  • Esa es realmente la cuestión, y no es fácil- máxima atención en el aula- Porque lo importante es que el “homosexual” es una persona, y como tal Dios lo ama profundamente, tal cual es, pero además es una persona que sufre… tanto por el conflicto interno que padece entre su naturaleza y su conducta como por la relación con los demás, que en ocasiones puede ser de desprecio, por lo que deben ser tratados con el máximo amor y la comprensión por parte de la Iglesia, tal como los ama Dios. Pero lo que creo que te refieres es a por qué no darles “licencia” para vivir así ¿no?

  • Sí, claro.

  • Porque eso sería no amarlos realmente… la conducta homosexual va contra el propio ser profundo del hombre, contra el plan de Dios… y eso por tanto más que aliviar su sufrimiento lo que hace es agrandarlo… no es de extrañar el alto porcentaje de suicidios entre este colectivo.

  • ¿Pero entonces se tienen que fastidiar y ya está?

  • No, eso no es cristiano. Por un lado existen multitud de personas que tras una terapia adecuada – y esto no es políticamente correcto – han reaprendido a vivir su sexualidad de modo heterosexual y se manifiestan agradecidos y, lo que es más importante y así lo manifiestan, “liberados”. Por otro, si alguien es cristiano y plenamente consciente de la voluntad de Dios para sí pero descubre en su persona una atracción hacia otras de su mismo sexo, las vivirá en castidad, que como ya os he dicho otras veces no es una forma de fastidio o prohibición, si no de libertad y dominio de sí.

  • ¿Pero eso supone una diferenciación clara con los heterosexuales?

  • No, para nada, tanto para aquellos que se consagran a Dios en la vida sacerdotal o religiosa renunciando a las relaciones, como a los casados, que renuncian a cualquier relación sexual con los miles de millones de personas del mundo excepto su propio cónyuge, la castidad, que no es más que vivir la sexualidad conforme a la moral, es una gracia, un don de Dios…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clase de Religión, Educación afectivo-sexual, Iglesia, Teología y Biblia. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Iglesia y homosexualidad

  1. albertorg dijo:

    Grandísimo artículo. Mi enhorabuena por atreverse a dar su opinión tan extremada y políticamente INCORRECTA… Me ha quitado otra venda más de los ojos… Muchísimas gracias por su aportación para descubrir la VERDAD. Saludos.

  2. Juan dijo:

    Madre mía, qué respuestas tan acertadas. Esa inspiración únicamente puede provenir del Espíritu Santo. Eso que tú explicas es lo que no se explica en muchas parroquias, por desgracia.

  3. Yi dijo:

    Bueno, esto es simple como tantas cosas que la Iglesia se pasa por alto,ser la secta mas grande,la que mas se acerca al paganismo y un larguísimo etc.

    Una cosa esta clara,si ellos se rigen por los escritos de la Biblia y esta condena, como condena, la practica homosexual, pues ellos lo condenarán, es algo lógico. No los católicos, sino la mayoría de religiones organizadas cristianas.

    • Creo sinceramente que tu comentario no responde al artículo, sino que es una opinión que tenías formada de antemano, aunque has acertado en una cosa, la condena de la Biblia en esencia nunca es a la persona, sino a la conducta, pero si lees el artículo verás que no es una ley de un dios caprichoso que siguen sin ningún juicio una serie de fanáticos, sino que es una norma de vida, de evitar aquello que daña al hombre en su ser profundo para que pueda ser feliz, para que pueda-ser-feliz.

      La palabra secta significa “separada” y no puede ser aplicable a la Iglesia católica, en sus dos acepciones, una porque no se ha separado de ninguna anterior (como ocurre con el resto de congregaciones cristianas) y otra porque precisamente es la institución que más presente está en todos los ámbitos, en todos los países del mundo, en todas las clases sociales, en todas las realidades humanas, desde las más gozosas (vida, fraternidad, matrimonio, juventud…) hasta las más duras (cárcel, adicciones, pobreza…)

  4. Esteban Costa dijo:

    Qué claridad por Dios!
    Le sacaría algunos comentarios (los de risa) que podrían herir la sensibilidad de algunas personas.
    El resto, muy claro y muy conciso.

    • gracias por tu comentario. En cuanto a la sugerencia no he entendido si te refieres a quitar los comentarios que provocan risas o a quitar el dato de que provocan risas. En el artículo hay tres frases así:

      – Cuando tienes un hijo el médico te dice “ha sido niño… ha sido niña” nunca te dice “ha tenido usted un homosexual… es una lesbiana preciosa”

      – La conducta animal no es una referencia moral para el ser humano, en muchas especies existe el canibalismo y el incesto y eso no te autoriza a comerte a tu colega o a montártelo con tu abuela…

      – No existe un sólo pollo que pudiéndoselo montar con las gallinas del corral se vaya a la granja de al lado a hacérselo con otro pollo

  5. Hace mas falta este tipo de artículos que ayudan a concientizar, ya que la mayoría esta plagada de mala información alguna muy cambiada muy lejos de la verdad, Gracias a quien publico este articulo lo compartiré en mi muro, se que algunos de mis seguidores no estarán de acuerdo, pero es por amor a la verdad.

  6. Pingback: La ¿rectificación? de la Real Academia de la Lengua sobre la homofobia. | Una jarra de barro

  7. Asombrado dijo:

    No me lo puedo creer. Que explicaciones más claras, contundentes, científicas, a la vez que sencillas, que cualquier persona sana puede entender, llenas de comprensión ante el sufrimiento de los afectados. Enhorabuena y creo que sirve de gran ayuda a los que tenían alguna confusión.

    La manipulación actual en el mundo es tan nefasta que muchas buenas gentes quedan confundidas erróneamente. Otros siembran el mal adrede. Para mí es incomprensible.

    Pondría un ejemplo. Fulano tiene el vicio de robar. No le podemos marginar. No le podemos condenar. No le podemos castigar. Ni siquiera podemos decir en público que el robar no es moralmente sano. Pues algo así . Ya sé que no es un ejemplo científico pero es para que se vea que no se condena a la persona, se reconoce la conducta equivocada y errónea y se intenta sacar a las personas equivocadas de su error, respetando su libertad. Pero no se puede aprobar la conducta en sí, porque es irracional y antinatural. Ojo y todo esto al margen de la religión, si hay un poquito de sensatez y racionalidad.

    Repito, gracias por su artículo.

  8. Angela dijo:

    Gracias por esas palabras tan sabias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s