El misterio de la monja concursante

No me gusta comentar demasiado las noticias que son “de rabiosa actualidad”, pero dado que ya han sido varios los que me han preguntado mi opinión sobre el tema, la dejaré por escrito en estas líneas.

.

Creo que pocos serán los que no conozcan la noticia. Una joven religiosa italiana, Sor Cristina, se ha presentado a un concurso de talentos de la canción en su país llamado la Voz. Es un formato conocido por muchos ya que también tiene su versión en España. Además lo ha hecho vestida con su hábito y con el apoyo de las hermanas de su congregación, presentes en el estudio.

.

Una de las gracias del concurso es que la primera audición que tienen los participantes con el jurado es “ciega”, es decir, los jueces, generalmente cantantes o productores de un cierto éxito, escuchan al concursante en unos sillones construidos al efecto que están mirando hacia el público y de espaldas al escenario y sólo si les gusta la interpretación durante la misma accionan un dispositivo que gira su asiento y pueden ver quién es y qué aspecto tiene el intérprete.

SC

Se da el caso de la que religiosa en cuestión cantó una canción en inglés de una cantante pop muy famosa, por lo que en principio nada podría indicar su condición sólo con oírla. Además parece que la chica lo hace bastante bien pues al poco de comenzar dos de los 4 jueces accionaron su dispositivo y finalmente se sumaron también los otros dos. Lo más impactante fue la cara de asombro de los mismos conforme se giraban y veían que aquella joven de buena voz que escuchaban era una “monja”. Incluso uno de ellos le preguntó después si era monja de verdad y si lo suyo no era un disfraz. Lo insólito del caso ha hecho que el vídeo de su actuación lleve decenas de millones de visionados en internet y haya sido noticia en todo el mundo.

.

Hasta aquí la primera parte de los hechos. Y del hecho a la pregunta que me formulan (a mi y a otros muchos) ¿te parece bien que una monja se presente a un concurso de cantantes en televisión?

.

La respuesta en principio parece sencilla, si a la chica le gusta cantar y lo hace bien que se presente a un concurso no me parece ni bien ni mal, me resulta indiferente, tanto si es monja, neurocirujana o cajera de supermercado. Pero claro, esta respuesta lleva a una segunda pregunta ¿no es incompatible el buscar la fama y el reconocimiento con una vida religiosa que se supone sobria, pobre y sencilla en la oración y el servicio a los demás?

.

Aquí he de pararme un poco más. Ninguno sabemos, en principio, que está buscando la religiosa. Si ciertamente busca la fama y el dinero para ella, estaría en contradicción con una forma de vida marcada por la castidad, la pobreza y la obediencia. Si lo que busca es aprovechar su talento para la canción para dar a conocer su vida y su vocación y con ello atraer a otras jóvenes o ganar algún dinero con el que hacer obras de caridad, sería no sólo compatible sino meritorio. Como nadie podemos conocer ni sus pensamientos ni sus intenciones, especular con ello nos podría llevar al juicio, que es a mi entender un pecado muy grave.

.

Lo que sí que podemos, y yo lo voy a hacer, es analizar y valorar las explicaciones que otros o incluso ella mismo han dado o podido dar a su motivación a la hora de presentarse al concurso. ¿por qué no?

.

Hemos de tener en cuenta que este artículo lo he titulado “la monja concursante” y no “la monja cantante” porque religiosas, religiosos y sacerdotes que se hayan dedicado y se dediquen a la música actual los hay a decenas, pero con la diferencia que en la práctica totalidad de los casos las letras de sus canciones son de contenido religioso (explícita o implícitamente) y destinadas a la evangelización a través de la música.

.

Sólo por citar los casos de mi país, España, puedo nombrar a la hermana Glenda, virgen consagrada y ex-miembro de la orden de la Consolación, Fabiola Torrero, teresiana, las tres religiosas cantantes de la Orden de San Miguel Arcángel, el grupo Ain Karem, vedrunas, o incluso comunidades al completo de religiosas que entre sus actividades está la de cantar y grabar discos, alguno de ellos con cierta repercusión y éxito, como las carmelitas de Valladolid o las Iesu Communio de La Aguilera. Y entre los hombres también hay religiosos sacerdotes como Jota Llorente o Toño Casado, salesianos, Fray Nacho, mercedario, José Durán, agustino, el rapero Dani Pajuelo, marianista, o sacerdotes diocesanos como el Padre Jony, el padre Don José, Kini Ferrando, Kiko García, Javi Sánchez, también diáconos como Jaime Salmoreno y Goyo Hidalgo o grupos de música católica que cuentan entre sus componentes con uno o varios sacerdotes, como La Voz del Desierto, Católicos Sin Complejos, Ixcís, Shalahim, Hijos De Coré… y seguro que alguno más me dejo en un recoveco de mi memoria.

.

Pero teniendo en cuenta que en un programa como el citado las canciones que se interpretan son de música secular y artistas de moda, veamos pues las causas esgrimidas para explicar el porqué de la participación de Sor Cristina:

.

Lo ha hecho para evangelizar. Uff… difícilmente creíble. Ciertamente la primera impresión si que podría tener ese efecto. El que una chica joven y guapa que le gusta cantar, la música pop y además tenga vocación religiosa, puede ayudar a romper con la imagen que aún hoy tiene mucha gente sobre que las monjas deben ser todas mujeres aburridas y feas que huelen a naftalina y escuchan gregoriano. Pero más allá de esto el anuncio del evangelio se antoja difícil. En un concurso televisivo no creo que salga anunciando el kerigma o explicando el evangelio del día, a no ser que su intención no sea hacerlo en el programa si no a partir de su fama lograda por salir en él.

.

Lo ha hecho porque tiene un don que quiere compartir. Este motivo es más dudoso aún. Todos tenemos dones que nos ha dado el Señor y todos los dones, como nuestra vida entera misma, son para compartirlos, para darnos a los demás. Pensar que esto puedo o debo hacerlo a través de un concurso televisivo resulta poco consistente. Me viene a la memoria otra chica italiana cantante de música católica, no religiosa y del mismo nombre propio, Cristina Plancher, a la que conocí en el Multifestival David 2008 en Benicassim. Pues bien, esta Cristina, que tiene una voz y una técnica magníficas, es una cantante con varios discos grabados y ha actuado en varios países por todo el mundo y como tiene ese don, lo comparte pero de una forma muy diferente: todos los domingos que está en su ciudad se va al asilo y pasa un rato cantando para los viejecitos. Compartiendo su don sin más intención que la de llevarles un poco de alegría y compañía y de forma anónima (de hecho no sé si le molestará que lo cuente en estas líneas, si es así te pido perdón) sin necesidad de luces, cámaras ni redes sociales.

.

Lo ha hecho siguiendo las indicaciones del Papa Francisco de ir a las fronteras a anunciar a Jesucristo. Esta es probablemente la que más gracia me ha hecho de las que he leído por ahí. Ciertamente el papa manifiesta un deseo, una necesidad incluso para la evangelización, pero no da un manual de instrucciones ni más detalles en su exhortación, luego cada uno personalmente o como miembro de un grupo o institución concreta ya discernirá cómo llevar a cabo esa indicación, por lo que las interpretaciones y las aplicaciones pueden ser muchas y muy variadas. Pero se me hace difícil pensar que cuando el Papa dijo eso tuviese en mente que una de las formas del anuncio “fronterizo” fuese que las monjas que supiesen cantar se presentasen a concursos de televisión.

.

También podría hacerlo por los motivos mencionados al principio. Presentar su vida y experiencia para que resultase conocida y atrayente para otras jóvenes o aprovechar su talento para ganar algún dinero que poder destinar a obras de caridad. Como estas motivaciones serían loables, que el método escogido lo considerásemos más o menos adecuado pasaría a un segundo lugar y no deberíamos hacer otra cosa que respetar e incluso animar a la joven.

.

Bueno, sea como sea desear a Sor Cristina que toda la repercusión mediática y las consecuencias de su decisión no la aparten de la elección amorosa que el Señor hizo sobre ella y pedir a Dios que, pase lo que pase, sea para bien según su voluntad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iglesia, Música católica. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El misterio de la monja concursante

  1. Manuel dijo:

    Si escucha bien todo el video…considero que alguno de los productores le pregunta sobre lo mismo…a lo que la chica contesta que el Papa Francisco lo considera apropiado mientras utilice su talento para evangelizar…así que ahí esta la respuesta…ahora si le llega la fama a ella, tiene la opción de retirarse de sus hábitos y hacer de su vida ilustre lo que guste…saludos cordiales…

  2. Juan Armando dijo:

    considero que la religiosa de vida activa, está en su derecho como todo ser humano, de actuar libremente ya que Dios nos dio esa libertad, y como comentó ella acerca de lo que dijo el Papa Francisco, Dios no nos quita nada y nos lo da todo.. El papa dice que no tengamos miedo de salir a evangelizar.
    Por pequeño que sea el mensaje que de en cada participación, eso cuenta mucho..
    lo que debemos hacer es orar por ella.

  3. plcn2014 dijo:

    ¿Son hermanos de la hermana Cristina, la Carrá y compañía?. Jesús nos manda como corderos en medio de lobos, los hermanos lobos…. Y hay que ir. Estar allí es imprescindible. Conozco a muchos lobos “domesticados”. Yo soy uno.

  4. Sofia dijo:

    Para predicar… mejor con el ejemplo. No puedes juzgar a esta mujer sin conocer y menos poner como ejemplo a una chica que canta en el anonimato cuando escribes desde un blog en el que publicas tu información personal, próximos conciertos y demás datos que lo único que te aportan son Fama amigo, esa fama que tanto criticas para otros. Soy católica, practicante y comprometida con mi Iglesia y muy muy activa por cierto, pero aborrezco a aquellos que van criticando al resto. La presencia de los católicos es necesaria en cualquier circustancia aunque no sea evangelizando propiamente. La presencia de esta monja en la televisión, no solamente Italiana, si no mundial, es muy necesaria simplemente para que la gente sepa que existimos y que hay otra realidad, no somos bichos raros.

    • miguelsancho dijo:

      Considero que el “tono” de este comentario está fuera de lugar. Una “católica, practicante” debería, en primer lugar, más que estar “comprometida con mi Iglesia y muy muy activa” prender a amar como Él nos ha amado. Ser católico y “aborrecer” es incompatible: revise si su fe se corresponde con sus obras o igual no tiene tanta fe como piensa,,,”Para predicar… mejor con el ejemplo”. En cuanto a la opinión expresada en el comentario, estoy de acuerdo con que la presencia de Sor Cristina en la TV da una buena imagen de la Iglesia y la joven no se corta ni un pelo a la hora de dar sus respuestas. Respecto al artículo, solo tengo que decir dos cosas: “por el fruto los conoceréis”, así que, a esperar a ver que es lo que pasa.

    • La paz Sofía, me parece que por el tono que empleas (igual me equivoco) debes haber hecho una lectura precipitada del artículo, te pediría que lo volvieses a leer pero con algo de detenimiento. Me explico: en ningún momento he juzgado a ninguna mujer, es más, he dejado bien claro que “Como nadie podemos conocer ni sus pensamientos ni sus intenciones, especular con ello nos podría llevar al juicio, que es a mi entender un pecado muy grave” y que lo único que sí que podíamos hacer es “analizar y valorar las explicaciones que otros o incluso ella mismo han dado o podido dar a su motivación”, eso es todo. Es más, si encuentras algo malo que yo haya dicho de Sor Cristina te doy un millón de euros, ja, ja, ja.

      El ejemplo que yo he puesto es de una chica que no canta en el anonimato, ya que graba discos, hace actuaciones y participa en festivales. Lo que he dicho que hace de forma anónima es ir a cantar a los abuelitos del asilo, es decir, sin anunciarse ni hacerlo público. Si a ella le molesta que lo haya hecho (que además ha sido desde el cariño que le tengo) ya me lo dirá. Pero ella, no otra persona.

      Afirmas que como pongo unas serie de datos personales y anuncio mis conciertos es que busco la fama. Bueno, eso me parece un juicio. Pongo algunos datos personales porque quiero que la gente sepa algo de quién es este señor que escribe estas líneas y anuncio mis conciertos por si alguien quiere/puede venir a verme.

      Has dicho que critico la fama para otros pero no he hecho tal cosa. Repito lo de antes, si encuentras esa afirmación mía en el artículo te doy un millón de euros.

      Cuando dices que “aborrezco a los que van criticando al resto”… ¿significa que te aborreces a ti misma por criticarme? ¿que me aborreces a mi por haber criticado a alguien?. Yo tengo una pequeña máxima que me enseñó la Iglesia y que, salvo error o desliz, procuro aplicar. Juzga y valora los hechos, nunca las personas. Igual es que has visto que en esta ocasión no he hecho tal cosa, así que obra de misericordia conmigo y dime dónde exactamente lo he hecho para poder corregirme.

      Gracias.

      • jesus dijo:

        Lo que criticaría de tu artículo ed que solo pones 2 opciones que según tu pueden haber sido la motivación para q esa monjita se presentara a cantar en ese concurso o buena o mala. Obviamente no haces ningún juicio, pero lo q ese comentario produce en la gente que lee tu articulo es precisamente aquello que quieres evitar y es hacer juicios sobre la monjita. Solo te han preguntado si es licito o no que una monja se presente en un concurso de musica no religiosa. Lo único que tienes que responder es si o no y listo. Todo lo demás queda a juicio de aquella monjita. Si quiere seguir o no en su vida eclesiástica es su problema. La evangelización se da en todos los ambientes y hay que llegar a todos. Ya sea la televisión o aquellos barrios de la periferia. Todos necesitamos buscar aquello q nos hace feliz, y si es la musica lo que a ella le agrada pos dejemos la en paz y listo.

  5. Franchesko dijo:

    Saludos muy respetuosos.
    Realmente, dentro del Servicio en la alabanza hay muchas cosas a las que puedes tener tentación, tanto como un artista del mundo.
    Usted dice que no da un juicio sobre este caso de la religiosa; pero, a mi como lector, su frase: “Lo ha hecho para evangelizar. Uff… difícilmente creíble”, me lleva hacia un juicio motivado.
    “Pero más allá de esto el anuncio del evangelio se antoja difícil”, ¿por qué?.

    Leí detenidamente su artículo, y así como lo puede considerar una valoración muy personal de mi parte, puede tomarlo como el análisis de unas palabras que comenzaron siendo néutras y se convirtieron en lo que pretendían no ser.

    ah, mucho cuidado. A sus conciertos la gente no va por verlo a usted… ven en usted y en su don una manera de estar más cerca de Dios.

    Millones de bendiciones.

    • Muchas gracias por el comentario. Igual no he conseguido lo que pretendía, torpeza la mía, pero creo que he tratado de distinguir lo que es un juicio personal, que ni quiero ni puedo hacer, con lo que es una valoración del hecho. Pero lo que sí que he pretendido es razonar todos mis comentarios. Si digo que algo me resulta difícil o poco creíble he explicado porqué. Otra cosa es que se pueda estar de acuerdo conmigo (a fin de cuentas sólo son opiniones, esto no es palabra de Dios) pero creo que nadie podrá decir que hago valoraciones sin razonarlas (al menos eso espero… ja, ja ,ja)

  6. hugoeoviedo dijo:

    Estimado José Luis Rubio.

    Asumo que haz escrito esta entrada con un fin constructivo, y asumiendo ese fin, quiero aportar algo al tema.

    Por lo que leo el artículo se situa al nivel de las opiniones sobre un asunto. Así a ese nivel quiero compartir mi opinión sobre el cuestionamiento que realizas sobre los motivos de la participación en el programa.

    Me parecen que algunos cuestionamientos estan incompletos y podrían ser considerados tendenciosos. Claramente admites con respeto desconocer los motivos reales de la religiosa, pero me parece que al abordar las explicaciones presentadas por otros o por ella misma, pareciera que escoges solo aquellas razones que desacreditaran la participación en el programa. Tal vez hubiese sido más honesto que declararas eso mas evidentemente.

    Aporto un par de ideas para discutir así como lo planteas, las explicaciones que otros o ella misma han dado:

    La evangelización como actividad no puede ser reducida a una predicación o actividad de carácter explicitamente religioso. Sería tan inválido como decir que un médico, un policía, un profesor o un músico no puede evangelizar en su trabajo simplemente por que no anuncia el evangelio a sus colegas o las personas a las que sirve. Y donde queda la vivencia de las Bienaventuranzas de estos profesionales en la vida cotidiana, ¿dónde queda la construcción del Reino de los cielos en las realidades temporales? O sea que un deportista tiene que recitar un Padrenuestro en frente de todo el estadio para evangelizar en su actividad deportiva? No bastaría con que viva la fe, la esperanza y la caridad al afrontar sus tareas cotidianas? ¿No basta con que viva el Evangelio y de luz en sus amistades personales y sus relaciones?

    En cuanto a compartir los dones, también ese cuestionamiento me parece incompleto. Desacreditar la participación en un medio masivo solamente por que parece mas deseable hacerlo de otra manera no parece un razonamiento válido. Sería como decir: “escribir un blog no es una buena manera de compartir pensamientos, mejor los blogueros si es que quieren compartir un don deberían ir a los cafés, a las plazas y a los bares y encontrarse con personas reales.” Por favor, no confundamos niveles, hay distintos canales de comunicación, y distintas vocaciones. No hablemos de consistencia, mejor hablemos de pros y contras, de como sí y como no. Eso sería más constructivo.

    Bendiciones!

    • Muchas gracias por tu comentario. Sólo un par de cosas, preguntas si no basta para evangelizar vivir en la fe, la esperanza y la caridad. Por mi experiencia (igual puedo estar equivocado) al testimonio de fe es necesario acompañarlo con un vida coherente con la misma, eso es cierto, pero creo que también lo es al revés.
      Si a una vida de fe no se acompaña con el testimonio sucede muchas veces que la persona consigue ser admirado por su hombría de bien, pero con ello no llega a anunciar la buena noticia del reino.
      Permíteme un paralelismo político (igual un poco exagerado), Julio Anguita, comunista español ahora jubilado, siempre salía como el político mejor valorado en las encuestas, pero su partido tenía poco éxito en las elecciones y decía “No quiero que me valoréis, quiero que me votéis”, pues alguien con una vida de fe podría decir algo parecido “No quiero que pienses que soy un buen tipo, quiero que reconozcas a Jesús como el Señor”… ja, ja, ja.

      Por otro lado pones un ejemplo que no me parece acertado sobre usar la televisión o usar un blog para evangelizar. Yo no he cuestionado en ningún momento que la televisión fuese un mal medio para evangelizar, no es ese el tema, si no en concreto un programa del estilo del que estamos hablando. Retomo tu comparación y digo ¿si yo hubiese dicho que cómo soy cristiano voy a escribir un blog hablando de fútbol y así de paso evangelizo que hubieras pensado? Probablemente que si lo que quiero es evangelizar con un blog que hable de cosas de mi experiencia de fe o de temas doctrinales ¿no?

  7. carlos dijo:

    permitame decirle. que su comentario fue muy tendencioso . y ademas ,no todo santo fue un santo en esta tierra. si esta hermanita no canto musica religiosa en su peresentacion,eso no quiere decir que es muy liberada..es solamente su gusto o simplemente tiene buen tono de voz para esta interpretacion

    • Vamos a ver, o yo estoy muy equivocado (posible) o nos hemos acostumbrado a utilizar la palabra “juicio” sin pararnos a saber qué significa realmente (es posible y me lo temo). voy a poner tres ejemplos de lo que NO he hecho en este artículo.
      1. Emitir un juicio sobre la hermana: si hubiese querido hacer eso habría dicho algo como “mala monja es esta mujer que en lugar de permanecer en su convento rezando y atendiendo a los pobres se va a la televisión en busca de fama y dinero” YO NO HE DICHO ESO
      2. Alabar la conducta de la hermana: En ese caso habría dicho “Que genial es esta monja que se va a la televisión a cantar para que todos vean que se puede tener vocación y ser moderna y además usará la fama que consiga para anunciar a Jesucristo y el dinero que gane para ayudar a los pobres”. YO NO HE DICHO ESO. Sí que lo he apuntado como posibilidad
      3. Criticar la conducta de la hermana sin criticarla a ella: En ese caso diría que Sor Cristina, sin saber si es una santa mujer o no, habría tomado una decisión incorrecta, diciendo algo como “Sor Cristina se ha equivocado acudiendo a un programa de ese estilo ya que no es un cauce apropiado ni para evangelizar ni para compartir los dones que Dios le ha dado”. YO TAMPOCO HE DICHO ESO, aunque igual que el caso anterior lo he apuntado como posibilidad.

      ¿Se entiende así mejor? Redundo: yo en ningún momento he dicho que sor Cristina sea mala persona, ni mala monja, ni buena persona ni buena monja. Sólo he analizado las POSIBLES causas por las que haya tomado la decisión de hacer algo poco habitual en una religiosa, ni siquiera LAS CAUSAS REALES entre otras cosas porque ni las sé ni tampoco era esa mi intención. Se podrá estar de cuerdo o no con el análisis que yo he hecho, pero creo honestamente que nadie podrá decir que yo he juzgado a esa persona. Como mucho, como mucho alguien podría pensar que lo que yo he querido decir es que creo que la decisión que ha tomado presentándose al concurso no es correcta, pero es que TAMPOCO HE DICHO ESO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s