¿Pero cuál de las iglesias cristianas es la verdadera? (I)

A lo largo de los cuatro cursos en los que he ejercido como profesor de religión he tenido alumnos de todo tipo, ateos, musulmanes, creyentes de práctica religiosa (los menos) y bautizados con una relación casi nula con la Iglesia. Pero también he tenido cristianos de otras confesiones, testigos de Jehová, protestantes o greco-ortodoxos. El cómo han ido a parar cada uno de ellos a la clase de Religón y Moral Católica, que es optativa, sería un asunto muy interesante, pero para un capítulo aparte.

Pero el hecho de la convivencia de varias confesiones cristianas en el aula (y en la vida en general) suscita evidentemente una duda en algunos alumnos

Si Jesús es uno, ¿por qué hay varias iglesias cristianas diferentes?- o la que es más crucial

¿cuál es la verdadera?– Buff, tema dificil y espinoso, ¿como contestar siendo como soy católico respetando a las otras confesiones pero sin faltar a la verdad?.

 

Me toca por tanto hacer varias cosas, una explicar el proceso histórico por el que han surgido diversas congregaciones cristianas separadas. Otra responder a los criterios utilizados, en especial por los protestantes, para justificar su separación mediante acusaciones a la Iglesia y otra hacer una llamada a ir recuperando la unidad.

  • Bueno, antes que nada– empiezo- tenéis razón, Jesús es uno y su voluntad es formar una única Iglesia, por eso, si hoy en día tenemos 200.000 iglesias cristianas diferentes es por que algo hemos hecho mal, todos.- es una buena forma de empezar para evitar contar la historia como un cuento de buenos y malos.- Además, todas las separaciones que han surgido a lo largo del tiempo siempre, aunque haya habido justificaciones doctrinales, sobre todo han sido debidas a problemas de índole personal, rencillas, soberbias… o lo que es peor, intereses políticos y sociales.

Esto suscita la primera curiosidad, ¿intereses políticos en los cismas?. Prosigo

  • Jesús escogió a Pedro como cabeza de sus apóstoles y del pueblo de Dios para una vez que Él mismo se hubiera ido. La frase la recordáis algunos, “tú eres Pedro- que significa piedra, antes se llamaba Simón- Y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Como véis lo dice en singular, su Iglesia. Una sola, la suya. No dice “de ti surgirán cuatrocientas veintiochomil congregaciones diferentes”– risas- esto mismo queda reflejado en las características de la Iglesia que vimos en el Credo de Nicea. ¿Recordáis?- los chavales ponen cara de poker– Creo en la Iglesia que es…

  • Una, santa, católica y apostólica– responde uno más avispado haciendo memoria

  • Efectivamente, una sola, santa por que posee el Espíritu Santo y por tanto la capacidad de santificar, apostólica por que proviene de los apostóles y es enviada como ellos a cada generación y católica… ¿alguien sabe lo que significa esta palabra?

  • ¿Es el nombre de la Iglesia, no?

  • No, pero gracias por concursar. De hecho la palabra católica no es un sustantivo, es un adjetivo y significa universal, es decir, que es válida para cualquier persona y cultura de cualquier tiempo. En realidad la Iglesia no tiene nombre.

  • Pero sí que decimos la iglesia católica, la iglesia anglicana…

  • Efectivamente. Al surgir las distintas congregaciones hemos utilizado ese adjetivo para distinguir a la Iglesia de los hermanos separados, pero no deja de ser un adjetivo.

  • ¿Entonces la Iglesia católica es la verdadera de Jesús?

  • Bueno. Vamos por partes– respondo tratando de evitar una respuesta tan simple como incorrecta que es lo que algunos parecen desear- La Iglesia se mantuvo unida durante los 1000 primeros años. De hecho la primera separación, lo que se llama cisma, se produjo con la Iglesia Ortodoxa, ¿sabéis por qué?– pregunta retórica, ya que salvo los alumnos del curso correspondiente, los demás no han visto historia de la Iglesia- Pues porque como Constantinopla era en aquel momento la ciudad más importante del imperio, el Patriarca de esa ciudad quería tener una posición jerárquica superior al obispo de Roma y por eso, después de muchos tiras y aflojas, se separaron.

  • ¿Pero no dirían que fue por eso, no?

  • Efectivamente, se necesitaba una justificación doctrinal, y como en la tradición oriental se afirmaba que el Espiritu Santo procede de Dios Padre y en la occidental que procede del Padre y del Hijo, se culminó el cisma– los chavales se miran perplejos sin entender cómo eso puede justificar una separación- Ciertamente es muy interesante desde el punto de vista teológico, pero por vuestras caras veo que eso no os quitará el sueño esta noche- ríen– De todas formas la comunión entre la Iglesia y los obispos ortodoxos es muy estrecha y participan en muchos actos con los obispos católicos.

Prosigo pues dando un gran salto en la historia

  • El siguiente gran cisma y el tristemente más importante es el de Lutero, de él provienen, aunque sea indirectamente, la mayor parte de las congregaciones que hoy conocéis y curiosamente Lutero no tuvo nunca la intención de producir un cisma, si no de corregir aspectos del funcionamiento y de la doctrina.

  • ¿Qué pasó pues?

  • Veréis, Lutero era un fraile agustino del siglo XVI, católico por tanto,  incluso llevó como vicario la dirección de varios monasterios. Era un hombrre de una personalidad bastante atormentada, capaz de pasarse noches enteras sin dormir, haciendo penitencia por sus pecados o estudiando la Biblia.

  • Parece el comienzo de la vida de un santo…

  • – rio- Podría ser. Pero el problema de Lutero es que empezó a criticar la situación de la Iglesia, cosa comprensible en aquellos tiempos, pero fue más allá cuando quiso cambiar la misma doctrina sobre los sacramentos, la figura del Papa, la doctrina de la salvación… de hecho el Papa lo recriminó por escrito pero Él en un gesto se rebeldía o de soberbia, como queráis calificarlo, quemó el escrito y además de forma pública. ¿Cuál fue entonces lo que agravó la situación?, Lutero no tenía intención de separarse de la Iglesia, si no reformarla, pero los nobles alemanes vieron una oportunidad de oponerse al emperador Carlos V y al Papa, que era también jefe de estado, y le dieron apoyo y protección, se sumaron a su causa y finalmente se separaron de la Iglesia. La historia de siempre, cuando la política se mete en cuestiones de fe no suel ser para nada bueno… – Prosigo pues, esta vez no con un salto menos grande

  • Otro gran cisma que os puede sonar más, por que ha salido en muchas películas y series, es el de Enrique VIII

  • ¿Es el rey ese tan mujeriego?

  • Efectivamente, el mismo. De hecho cuando surgió la doctrina protestante él apoyó totalmente al papa, incluso escribió un libro por el que la Iglesia le dió el título de Defensor de la Fe.

  • ¿Y qué le pasó?

  • Ay muchacho… las mujeres… y la política. Enrique VIII pidió al papa que anulase su boda con Catalina de Aragón para casarse con Ana Bolena pero entre la negativa de este y las insidias de su primer ministro no se le ocurrió otra cosa que separar a la iglesia de su país de la Iglesia universal y declarar que él mismo, y en adelante sus sucesores, sería el Jefe de la Iglesia inglesa. Lo que hoy conocemos como iglesia anglicana.

  • ¿Pero después de todo eso sigue existiendo esa iglesia?

  • Sí, así es

  • ¿Y quién manda en ella?

  • La reina de Inglaterra es la jefa, y cuando muera lo será el príncipe Carlos– a algunos les produce risa- Ciertamente a mí también me resulta un poco dificil de entender, pero el hecho no es solo que sigue hoy en día, si no que está extendida por algunas antiguas colonias británicas e incluso tiene su propia versión estadounidense, la iglesia episcopaliana…

(como dicen en la tele, continuará..)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Apologética, Clase de Religión, Iglesia, Teología y Biblia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Pero cuál de las iglesias cristianas es la verdadera? (I)

  1. Ferran dijo:

    Me ha gustado mucho por su claridad y concrecion.
    Saludos. Ferran

  2. Laura dijo:

    Me ha resuelto muchas dudas, estoy estudiando para ser profesora de religion y he descubierto tu bog, esta muy bien.

  3. Pingback: ¿La Iglesia debería aprender de otra religiones? | Una jarra de barro

  4. Pingback: A vueltas con el ecumenismo | Una jarra de barro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s